Mejor bien acompañados…..

La meteorología en Sierra Tejeda es la que manda. Y lo digo porque este fin de semana pasado teníamos pensada una ruta larga y de cierta dureza, la cual nos introducía de pleno en la sierra. Nos guiamos por la información del tiempo en televisión y en internet, que nos prometía un buen día, y la sierra dispuso otra cosa.

Pero no importa. En compañía de buenos amigos cualquier ruta siempre será la mejor ruta.

Salimos de Salares acompañados de nuestros amigos Maleni, Amparo, Dani, Mario, Antonio y Miguel siguiendo el sendero GR 242 a través del Puente Romano con la intención de alcanzar el pueblo de Canillas de Albaida. En vez de seguir la ruta oficial, la que está balizada, nos desviamos siguiendo el antiguo trazado que une los dos pueblos y que nos lleva de forma más directa hasta el carril de bajada a Canillas. La amenaza de lluvia era constante durante este primer tramo del recorrido.

En la bajada hicimos algo parecido, en vez de tomar el camino oficial seguimos las señales que indican “Las Cuevas” y al final del carril, al lado de una casa, tomamos un sendero empedrado que nos lleva hasta la carretera en la parte más alta del Sendero Romano, con lo que nos ahorramos un buen tramo de carril asfaltado.Cuando llegamos al río Turvilla y viendo que era aún temprano, optamos por seguir las indicaciones de la Cueva del Agua y de la Fábrica de la Luz. Nuestra intención era alcanzar el carril que cruza la sierra y volver al pueblo por Fogarate.
El camino es fácil ya que es una mezcla de carriles y senderos que se encuentran en buen estado y bien señalizados.Alcanzamos el carril de la sierra, giramos a nuestra izquierda y continuamos hasta Salares por La Cruz del Muerto y el sendero que nos lleva por Casa de Haro. Llegamos al pueblo sobre las 15:30 horas y optamos por tomar un bien merecido “tentempié” en el bar La Isla, a la entrada del pueblo. Nuestra sorpresa fue mayúscula cuando Jorge, su dueño, nos cuenta que ha hecho matanza y que nosotros pagamos la bebida y el pone la comida.Ni que decir tiene que nos pusimos “guarros” de comer. Un estupendo final para una ruta muy bonita y de escasa dificultad.

Gracias a todos los buenos amigos que vinieron a disfrutar con nosotros de este precioso día de campo, y en especial a Jorge, del bar La Isla, por su excelente parrillada. Todos ellos fueron lo mejor del día.

Y es por eso que quiero terminar con una cita extraida del libro “Como gotas de rocío” de mi buen amigo del Dr. Armando Nougués:

“Hay algo mágico en la bondad.
Aunque en apariencia débil, la bondad esparce sus semillas sutilmente y permanece dormida en el interior de las personas, a veces aletargada por un tiempo, para florecer pura en sus corazones en el momento preciso”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s