De las Llanadas a la Maroma

La vida en el pueblo nos hace ver las excursiones de una forma diferente, más sosegadas. Terminar las rutas y llegar al pueblo, sin tener que conducir durante una hora o más, supone un punto extra de disfrute en nuestras jornadas montañeras.

La subida desde las Llanadas de Sedella a la cumbre de Sierra Tejeda, de 2067 metros de altitud, es la ruta más fácil y tranquila de todas las posibles ya que se puede llegar allí en coche.En las LlanadasLlevando un ritmo constante podemos alcanzar la cumbre en apenas dos horas de marcha, superando unos 400 metros de desnivel.inicio del senderoEl inicio de la ruta está señalizado con un cartel que nos indica la ruta hasta la Tacita de Plata. Haciendo esta ruta en primavera podemos aprovechar el verdor de las Llanadas y la floración del “cojín de monja” (Erinacea Anthyllis) para disfrutar de los primeros tramos del sendero.cojin monja en florPronto alcanzaremos una fuente en la que poder beber y detenernos a disfrutar de las magníficas vistas del Malascamas, del Albucaz y de la Sierra Nevada granadina.fuenteAlcanzamos un pequeño collado y ahora la ruta parece más evidente al ser visible la cumbre de Sierra Tejeda.Superando el colladoSubiendo de forma suave pero constante alcanzamos el lugar conocido como “Tacita de Plata”.baliza en la Tacita de PlataEnseguida alcanzamos la pequeña fuente que existe en el lugar y en la que podemos reponer líquidos.fuente en la Tacita de PlataEn este punto hemos girado a la izquierda y ascendemos buscando la arista que nos llevará hasta enlazar con la ruta que viene desde El Robledal y nos lleva hasta los “Tajos Volaeros”.Tajos VolaerosEste puede ser el punto más conflictivo de la ruta, sobre todo si hay niebla ya que el sendero transcurre en una zona de roca y no está demasiado marcado. Hay que ser prudentes y buscar las balizas de piedras que nos orienten hacia la cumbre.

En cuanto alcanzamos la meseta superior de la sierra ya es visible el enorme vértice geodésico que la corona.Cumbre de la Maroma¡Prueba superada!… Otra cumbre más en el curriculum montañero de Tula….todos en la cumbreAhora llega el momento de descansar, reponer fuerzas y charlar con los demás senderistas sobre como ha ido la ascensión.Tula descansaComo suele ser habitual en esta sierra la niebla hace su aparición por lo que optamos por descender siguiendo la misma ruta que en la subida, teniendo cuidado de no perder el sendero y las balizas.Carmen y Tula en la nieblaCuando llegamos a los Tajos Volaeros estos marcaban una línea de separación entra las zonas con niebla y sin ella.Tajos con nieblaEl camino de vuelta lo hicimos sin problemas, a pesar de llegar a las Llanadas con una niebla bastante espesa.Llanadas con nieblaEn el tiempo que nos llevó atravesar las Llanadas hasta llegar al coche la niebla fue levantando y nos proporcionó alguna que otra vista espectacular.Caballos en las LlanadasSin duda alguna una ruta de gran belleza y de una dureza baja, apta para cualquier persona.

Anuncios

2 pensamientos en “De las Llanadas a la Maroma

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s