Si es que nos pierde la comida…..

Hace algún tiempo asistí a una conferencia que daba el genial Ferran Adrià en la Universidad de Málaga en la que explicaba su nuevo proyecto “El Bulli Foundation”. Al final de la conferencia alguien preguntó que hacia donde se dirigía la cocina actual, a lo que Ferran respondió que para él la cocina del futuro era la cocina árabe.

Y esta idea me hizo ver la cocina de la Axarquía con mayor interés si cabe ya que sus raíces son netamente árabes.

No dejamos de preguntar a todo el mundo sobre diferentes recetas que sean típicas de Salares. Teniendo en cuenta la calidad de los productos de la zona, con verdura fresquísima de huerta, pescado de la costa y carnes como la de chivo creo que esto nos va a llevar lejos.

Uno de los grandes descubrimientos gastronómico de este verano ha sido sin duda las “sopas colorás”.sopa colora 01Esta riquísima sopa tiene como base de un refrito abundante de cebolla, pimiento verde y tomate con un par de dientes de ajo y, por supuesto, pimentón de la Vera, con un buen caldo, unas almejas y sardinas. Se acompañan de pimientos rojos asados en tiras, huevo picado y pan en rebanadas finas y tostadas. Se saca con cuidado el “forraje” de la olla y se sirve la sopa sobre el pan tostado.sopa colora 03Como segundo plato ponemos de base el “forraje” de verdura, las sardinas ya limpias y el huevo picado. Lo regamos con un buen chorro de aceite virgen de la zona y listo.sopa colora 02El resultado es un plato de un sabor increíble que además es sano y barato.

Otro plato típico de la zona son las migas. Hemos probado las que sirve nuestra amiga Maria Jesús en el bar “Los Arcos” y nos parecieron exquisitas. Nos llevamos a casa una tapita para tomar acompañada con un buen vino dulce de la zona.migas y vinoOtro día, aprovechando una calabaza que nos regalaron, preparamos una buena “sartená” de calabaza frita. Doramos un par de ajos laminados y salteamos la calabaza cortada en dados. Salpimentamos y, si queremos, añadimos algo de orégano, tomillo y romero. Casi al final se añade un buen chorro de vinagre que se deja consumir. Por supuesto que utilizamos un vinagre casero de la bodega de nuestro amigo Aurelio. La acompañamos de un arroz con curry que nos supo a gloria.calabaza fritaComo varias veces en semana viene una furgoneta a traer pescado fresco de la Caleta de Vélez, este fin de semana pasado aproveché para guisar algo nuevo para mí: Cazuela de raya y patatas.

Limpiar la raya supuso un buen rato de trabajo, pero el resultado final valió la pena.Cazuela de rayaAprovechando unas almendras que nos habían regalado, un buen pan frito y caldo de mejillones que tenía guardado montamos una buena cazuela de raya, patatas y almejas.Solo dos palabras: ¡¡IM-PRESIONANTE!!

Como nos han regalado tanta verdura este verano, preguntamos de que forma se podían conservar los pimientos verdes. A parte de que tenemos el congelador lleno nos dijeron que los podíamos meter en un bote y cubrir de vinagre, con algo de cebolla, granos de pimienta y un puñado de sal. Riquísimos para acompañar algún potaje o las lentejas.pimientos en vinagreVoy a terminar con algo que me ha traído muchos recuerdos de mi infancia. El domingo nuestra buena amiga Maruja nos regaló una botella de calostros de cabra. Por si alguien no lo sabe, el calostro es la primera leche que produce la cabra después del parto. Es más densa y amarillenta que la leche normal, con mayor cantidad de grasa, proteínas e hidratos de carbono.calostrosLo que hice fue cocer el calostro con un trozo de canela y unas cucharadas de azúcar, removiendo constantemente para que no se pegue en el fondo ya que se cuaja en cuanto empieza a hervir. Nosotros separamos el suero del calostro cuajado para mayor comodidad. Al servirlo ponemos un poco de suero mezclado con el calostro. El sabor es muy parecido al requesón pero más denso e intenso, sin el toque ácido de los productos que se emplean para cuajar el requesón. Algo exquisito y muy alimenticio. Siempre ha sido un excelente alimento para los niños en tiempos de penuria.

Ya estoy pensando como utilizar en la cocina el calostro, sin añadirle azúcar, para platos salados. Ya os iré contando. Esto promete.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s