Resineros: ¿Un oficio desaparecido?

Llevar tanto tiempo en Salares puede hacernos pensar que ya tendremos visto todo en este Parque Natural. Pero eso no es cierto. Aun recorriendo los mismos senderos una y otra vez, siempre veremos algo que los hace diferentes. Una formación rocosa en la que no habíamos reparado, un cielo diferente a la vez anterior, una grupo de machos monteses a los que despertamos de su siesta…mirando desde la Loma del Daire En la parte más agreste de Sierra Tejeda, en las zonas que quedan ejemplares de pino resinero (Pinus Pinaster) supervivientes de los incendios que arrasaron estas sierras, aún es posible encontrar los potes de barro usados por los resineros en su duro trabajo para la obtención de resina. Un oficio que pensábamos que había desaparecido de esta zona. Hasta hace unos días.bosque de pinos Caminando hacia Puerto Blanquillo desde la antigua Venta de López, nos encontramos bastantes pinos descortezados y con unos potes de plástico en su base. Un hombre estaba trabajando en ellos y tuvo la amabilidad de explicarnos el trabajo que realizaba. Sin querer ser exahustivos me gustaría explicar como es el proceso de resinado de los pinos. Allá por el mes de marzo, cuando el pino se encuentra en el final del letargo invernal, se procede al desrroñe, a quitar la toza o corteza exterior del pino, en una extensión de unos 60 o 70 cm, labor que se suele iniciar desbastando con un hacha normal.Herramientas de resinero La corteza se iguala utilizando el alisador, procurando no hacer heridas en el pino, dejando una fina capa de corteza de color rojo. A continuación, con la ayuda del trazador, se marcan unas guías verticales sobre la corteza desroñada, las cuales servirán como señales para realizar las picas.Pino desroñado El siguiente paso será colocar una lámina de zinc o hierro galvanizado llamada grapa con la ayuda de una herramienta denominada media luna que es la que hace la incisión en el pino. Bajo la grapa colocaremos el pote donde caerá la resina.Media luna y hacha En el mes de abril o mayo comienza la labor más importante: la pica. Esta consiste en hacer unas pequeñas incisiones con la ayuda de la escoda que cortarán los canales resiníferos, permitiendo la salida de la resina al exterior. Una vez realizada la pica se aplica sobre esta una pasta con ácido sulfúrico, con objeto de estimular la producción de resina.ManualResina.inddFoto: “Guía básica de trabajos de resinación en pinares”. PRODESE. Al realizar la pica, el jugo resinoso comienza a fluir al exterior en forma de gotas que van escurriendo, pero a los cinco o seis días de hacer la pica, debido al contacto con el aire, los canales resiníferos se obturan y la resina deja de fluir. Es entonces cuando hay que realizar una nueva pica por encima de la antigua. El uso de ácido sulfúrico en pasta permite una liberación gradual del mismo, consiguiendo espaciar las picas en el tiempo hasta los doce o catorce días. Pote resinero Al cabo de varias picas, el pote se va llenando de miera. La miera es la resina oxidada al contacto con el exterior y que se mezcla con impurezas medioambientales. Este proceso de recogida se denomina remasa. El resinero recoge los potes y vierte su contenido en una lata con ayuda de una paleta o un cuchillo. Generalmente se hacen 6 u 8 remasas por temporada. La última pica se llama pica en blanco ya que no se estimula con ácido, dejando así la madera limpia para que la cara pueda cicatrizar. La fisiología de cada pino es diferente, por lo que la produccíon de resina puede variar. La media es de 4 o 5 Kg. por pino y año.

No quiero extenderme mucho más. Dejaré para otra entrada el proceso industrial al que se somete la resina.Pinus Pinaster Es importante destacar que la labor del resinero ha sido siempre fundamental para la supervivencia de los bosques. El hecho de volver a ver resineros en este Parque Natural es un motivo de esperanza para que este bosque, tan castigado por los incendios en otro tiempo, siga mostrándonos paisajes tan hermosos e impresionantes.Camino de Puerto Blanquillo

En la búsqueda de documentación para poder completar esta entrada he encontrado este vídeo de Televisión Española, de la serie emitida por la 2 “El bosque protector”. Es un vídeo muy interesante y que nos ayudará a entender lo que fue el resinado en nuestras sierras así como el futuro de esta profesión casi perdida.

http://www.rtve.es/alacarta/videos/el-bosque-protector/bosque-protector-resina-industria-actual/2281075/

Anuncios

De agua y de fuego

Con la llegada del verano nuestros hábitos excursionistas cambian un poco para adaptarse a la subida de las temperaturas. Caminar por estas sierras a pleno sol puede llegar a ser bastante duro por lo que refugiarse en el frescor de sus ríos puede ser una alternativa bastante razonable.

Y es habitual que comencemos la temporada estival con la ruta que nos lleva desde Frigiliana hasta Nerja por el río Chillar, cruzando la Sierra de Enmedio. Tal vez este nombre se deba a que se encuentra entre los ríos Higuerón y Chillar. Este sábado pasado nos acompañaron unos buenos amigos para hacer esta ruta.

Nosotros solemos aparcar el coche en Nerja y tomamos el autobús que nos acerca hasta la hermosa villa de Frigiliana. Una vez allí tomamos el camino que nos baja hasta el cauce del río Higuerón, siguiendo las balizas del sendero GR-249 o Gran Senda Malagueña. Caminando por el cauce llegaremos hasta la imponente Poza del Batán, restos de un antiguo molino y hoy utilizada como alberca para riego.Poza del BatánContinuaremos cauce arriba para enseguida encontrarnos unas balizas y un cartel que nos indicarán el camino a seguir. Comenzamos una dura subida que nos llevará muy por encima del río Higuerón.Todos en el colladoEn este primer collado podemos parar para hidratarnos y reponer fuerzas. Es un punto desde el que tenemos muy buenas vistas del cauce del río Higuerón y del pueblo de Frigiliana.El Higuerón desde el colladoA partir de aquí el sol nos castigará con fuerza ya que apenas encontraremos sombra.en la crestaA cambio disfrutaremos de buenas vistas panorámicas durante todo el tramo en que crucemos la Sierra de Enmedio. Una vez superado el último collado ya solo nos queda bajar hasta el río Chillar, cambiar de calzado y comenzar a caminar por el cauce del río.Primeros tramos del ChillarEstos primeros tramos son los más agrestes del río ya que el desnivel es más fuerte aquí que en la parte más baja.04 rio chillar05 rio chillarSus aguas cristalinas apenas se enturbian con nuestro caminar por el cauce.06 rio chillarAlcanzamos el punto más agreste del recorrido y el que es algo más dificultoso de seguir, ya que hay que andar buscando camino, unas veces por el río y otras veces fuera de el.07 rio chillarEn esta zona encontramos las cascadas que todo el mundo viene buscando para bañarse. Si hasta aquí hemos caminado solos, a partir de este punto el número de personas con las que nos cruzaremos puede llegar a sorprendernos. Por desgracia esto tambien implica que la basura y los desperdicios se hacen más visibles.08 rio chillarDurante un buen tramo el cauce se hace más plano y facil de recorrer, eso si, siempre por medio del agua.09 rio chillarLas paredes del río comienzan a acercase y a hacerse más verticales, estamos llegando a los conocidos “Cahorros del Chillar”. Poder cruzar esta parte del río sin escuchar gritos y cruzarte con un montón de gente no es algo sencillo en la temporada de verano.10 rio chillar11 rio chillarSi conseguimos cruzar sin gente y en silencio podemos vivir un momento muy hermoso ya que esta zona del río es espectacular.12 rio chillarEn cuanto pasamos los “Cahorros”, el río se hace más ancho y cómodo de caminar. Acabaremos pasando junto a una pequeña central eléctrica y su acequia de desagüe.Baño en la acequiaDesde este punto seguiremos caminando por el cauce, ya bastante ancho, hasta una cantera abandonada, donde ya podemos volver a ponernos calzado seco y seguir la carretera hasta la población de Nerja.

Si el verano es la temporada de baño en los ríos, tambien es, por desgracia, la temporada de los incendios forestales. Este pasado fin de semana hemos tenido el primer gran incendio de este verano en la cercana población de Cómpeta.Vista panorámica del incendioUn incendio que se ha quedado a las puertas de una zona de gran valor ecológico. La existencia de varias urbanizaciones en esta zona y la necesidad de desalojar a numerosas personas ha provocado que tenga un gran seguimiento mediático.Hidroavión Canadair CL-215Ver el trabajo de los medios aéreos y terrestres da una idea de lo duro que es apagar un incendio en estas sierras tan agrestes.16 incendio18 incendioGracias al duro trabajo de estos equipos este incendio ha quedado sofocado sin tener que lamentar daños de importancia.17 incendioEsperemos que este verano no nos depare noticias tan tristes como esta y que, ya en otoño, cuando las primeras lluvias refresquen el campo y comience de nuevo la temporada de excursiones, el Parque Natural de las Sierras Tejeda, Almijara y Alhama luzca en todo su esplendor.

El significado de aprender

 

Busco en el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua y me dice que aprender es “adquirir el conocimiento de algo por medio del estudio o de la experiencia“. Por tanto, podemos pensar que aprender es una forma de incrementar el propio conocimiento o de ver algo de una forma diferente.01 espuntarQuería aprender más cosas sobre las viñas y la vendimia y un buen amigo me permitió acompañarle a “espuntar” o despuntar las viñas.02 espuntarSi uno lo piensa bien el proceso tiene su lógica: nuestra intención es que la viña se centre en engordar el racimo y no dedique más energías de las necesarias en crecer más. Se trata de cortar los sarmientos unos nudos por encima de donde está formado el racimo. Se debe hacer con cuidado para no dañar los incipientes racimos y dejarlos suficientemente cubiertos para que sufran lo menos posible las inclemencias metereológicas.

Ahora que se acerca el verano y deja de llover, es el momento de limpiar y preparar las acequias para poder regar los huertos. Hasta que uno no recorre con tranquilidad las acequias que riegan este pueblo no se es consciente de la importancia que estas tienen.Acequia de SedellaLa Axarquía, con la carencia que tiene de terrenos llanos, obliga al desarrollo de una agricultura de montaña, con la creación de pequeñas huertas apoyadas sobre sus agrestes laderas. Fueron los árabes los que aportaron sus amplios conocimientos sobre las plantas y el regadío y los que permitieron que esta zona se asentara una población mayor que la que existía antes de su llegada.Acequia del molino de Sedella

Las acequias no solo permiten el riego de huertos, además aportan la energía necesaria para el movimiento de molinos harineros y batanes.

En nuestras rutas de senderismo solemos encontrarnos con antiguas acequias ya abandonadas o sustituidas por otras más modernas que van enterradas. Este es el caso de esta preciosa acequia que encontramos camino de los Lavaderos de la Reina, en Sierra Nevada.Acequia Sierra NevadaLos huertos de Salares están regados por varias acequias, cuyo recorrido entre huertos con vistas a la sierra nos sorprenderá gratamente por su belleza.

Acequia España: Esta acequia capta el agua del río de de la Fuente de Sedella y riega numerosas huertas hasta su unión con el río Salares.Acequia España 01Acequia España 03Acequia España 04 Acequia España 05Un recorrido fácil y cómodo para ir caminando de un pueblo a otro.

Acequia Veniscalera: Esta acequia viene desde el norte, a los pies de Sierra Tejeda y riega numerosos huertos por encima del pueblo.Beniescalera 02 nacimientoBeniescalera 03 Tula Beniescalera 01Los senderistas que siguen el sendero GR-249 o Gran Senda Malagueña la utilizarán para ir de Sedella a Salares. Seguramente será la acequia más larga de las que riegan estos huertos.

Acequia Los Perales: Esta acequia nace en un gran estanque situado en el río Salares, en el camino que sube a Fogarate. Riega las huertas que hay en las laderas del río.

Acequia Salares: No conozco su nombre verdadero. También recoge sus aguas del río Salares, pero por debajo de Casa de Haro.Alberca acequia SalaresAcequia Salares 06 Acequia Salares 05 Acequia Salares 04

Al llegar al pueblo discurre bajo su hermoso puente romano.

Acequia Salares 03 Acequia Salares 02 Acequia Salares 01La podemos usar de alternativa sin señalizar al camino que utiliza el GR-249 en el tramo que nos lleva hasta Canillas de Albaida.

Acequia La Albarrá: La fuente de La Albarrá, situada en la parte baja del pueblo ha sido siempre el principal punto de avituallamiento de agua para los salareños hasta la llegada del agua corriente a las casas. En otros tiempos punto de encuentro de mozas y mozos casaderos, ahora solo se utiliza para el riego de huertos que están por debajo del pueblo.Fuente de la AlbarráTula en la Albarrá Acequia la Albarrá Acequia la Albarrá 02En esta entrada solo indico las acequias que riegan los huertos salareños. Una entrada más exahustiva y profunda del resto de los pueblos nos daría un punto de vista más claro de la importancia que tienen y han tenido estas infraestructuras para el desarrollo de la comarca de la Axarquía.

Mi buen amigo Antonio Pulido, conocedor como pocos de estos lugares, tiene una publicación que me ha sido muy útil para plantear esta entrada. Su lectura es más que recomendable. Os dejo el enlace:

http://www.civinova.com/2010/10/03/aproximacion-al-regadio-andalusi-desde-las-sierras-tejeda-y-almijara/#

Un lugar desconocido

Desde el pueblo hay una ruta que nos gusta hacer de vez en cuando y de la que ya hemos hablado en este blog. Nos gusta tomar el autobús hasta Canillas de Aceituno y volver hasta Salares siguiendo la ruta del Collado de la Monticana. Y es una ruta para disfrutar y tomarla con calma. Empezamos desayunando unos churros y un café en el centro de la preciosa población de Canillas de Aceituno.Canillas de AceitunoAscendemos por el pueblo para seguir la ruta que nos lleva a la cumbre de Sierra Tejeda por el camino de la Casa de la Nieve. Pasaremos en nuestro camino por la Fuente de la Rábita y seguiremos ascendiendo para tomar un desvío a la derecha que nos lleva hasta el barranco del río Almanchares.Vista de la Maroma

Camino del AlmancharesEsta vez nuestra intención era investigar un precioso barranco en el que siempre nos detenemos a descansar y tomar algo para reponer fuerzas. Los imponentes tajos de la cara sur de Sierra Tejeda nos cautivan cuando pasamos por allí.En el barrancoEl barranco, muy erosionado y agreste, nos deja imaginar como se encuentra en momentos de fuertes lluvias. Caminamos con mucho cuidado tratando de acercarnos lo más posible a los tajos de la cara sur. Es difícil describir la belleza de este desconocido lugar.05 dentro del barranco06 dentro del barranco07 dentro del barranco08 dentro del barranco09 dentro del barranco10 dentro del barrancoSobrecogidos por la belleza del lugar, retomamos el camino para alcanzar el Collado de la Monticana. Bajamos hasta la fuente de la Pisaica del Niño Dios. Esta vez de la fuente manaba abundante agua y sus pilas estaban llenas. Numerosas puestas de sapo común (Bufo Bufo) cubrían el fondo de estas pilas.Puesta de sapo comúnEl camino nos lleva primero hasta Sedella pasando por su precioso molino harinero. Los almendros en flor dan un encanto especial al paisaje.Almendros en florLa vuelta hasta Salares no tiene pérdida pués el pueblo de Sedella se encuentra muy cerca. Una preciosa ruta que se disfruta mucho por los bellos paisajes por los que se pasa. Una preciosa ruta más de las muchas que estamos conociendo en este imponente Parque Natural.

Puente de la Constitución 3ª parte

 

Como no somos personas de estarnos quietas, dejamos el domingo día 8, fiesta de la Inmaculada, para hacer una de las rutas más bonitas que hay en esta zona: la subida a la Maroma desde Sedella. Esta ruta ya la hemos descrito en entradas anteriores pero no deja de sorprendernos cada vez que la hacemos. Acompañados de nuestros habituales compañeros de excursiones, nos ponemos en marcha.La Maroma desde SedellaSalimos del pueblo en dirección al molino de Sedella. Seguimos la ruta buscando primero el depósito de agua y luego la cabaña del guarda. Continuaremos ascendiendo hasta el final del carril, donde tomaremos el sendero que nos indica hacia la Maroma.Casi al final del carrilDesde este momento las vistas panorámicas se hacen magníficas.Sendero de Sedella 01Sendero de Sedella 02El sendero no tiene pérdida, es perfectamente visible y no tiene dificultad técnica alguna. La dificultad está en la dureza de algunas rampas, sobre todo las que nos llevan al collado del Fuerte, casi a 1500 metros.Sendero de Sedella 03Sendero de Sedella 04En el collado de El FuerteEn este punto tenemos unas vistas inmejorables del barranco del río Almanchares y de la cara sur de la Maroma. Cuesta trabajo arrancar a caminar. Se apetece sentarse a disfrutar del magnífico día que nos acompaña.Sendero de Sedella 05El camino aparece excavado en la roca, con tramos en los que muros de hiladas de piedra lo sostienen y evitan que se deteriore por la excesiva pendiente.Sendero de Sedella 06Sendero de Sedella 07Sendero de Sedella 09Conforme ganamos altura y nos vamos acercando a los Tajos Volaeros, el sendero se empina y nos obliga a un mayor esfuerzo físico. Las paradas de descanso las aprovechamos para disfrutar del paisaje y comentar rutas que conocemos y que vemos a lo lejos.Mirando al AlmancharesSendero de Sedella 10Sendero de Sedella 11Al avanzar el día comienzan a llegar nubes bajas que, al quedar por debajo de nosotros, nos proporcionan unas vistas espléndidas. Si miramos hacia atras, vemos El Fuerte entre las nubes y el pueblo de Sedella. ¡Qué buena subida llevamos!Mirando hacia El FuerteEn el tramo final el sendero asciende con dureza en una serie de zig-zag que parecen interminables.Final del ascenso 1Todos reunidosEl Fuerte entre las nubesFinal del ascenso 2Las últimas rampas son duras pero nos hacen disfrutar de las mejores vistas.Final del ascenso 3Final del ascenso 4Y por fin alcanzamos el collado y enlazamos con el sendero que viene de El Robledal o de la Tacita de Plata. El frío y el viento nos obligan a continuar. Hemos decidido volver por Las Llanadas de Sedella hasta Salares.Antonio posandoTodos en Las Llanadas de SedellaBajaremos por el carril hasta tomar el sendero de Marchena, donde paramos a comer algo. El aire frío hace que nuestra Tula encuentre refugio dentro de mi forro polar.Tula con mucho fríoTodo el recorrido nos ha llevado unas 8 horas, contando las paradas, que habida cuenta de la belleza de la ruta han sido bastante numerosas. Es, en mi modesta opinión, la mejor ruta para ascender a la cumbre de Sierra Tejeda. Y el mejor colofón a un puente de la Constitución muy bien aprovechado.

Puente de la Constitución 1ª parte

Ya llegó el ansiado Puente de la Constitución. Tenemos cuatro días para disfrutar a tope de Salares y sus alrededores. Este año además contamos con que nuestros habituales amigos de excursiones tienen alquilada una casa en Canillas de Aceituno y otros amigos quieren venir a recorrer la Ruta Mudejar.

El viernes día 6 quedamos con nuestros amigos para hacer una larga travesía entre los pueblos de Arenas y Corumbela, pasando antes por Sayalonga.Panorámica de ArenasPartimos de Arenas siguiendo un carril que nos lleva hasta los restos del Castillo de Bentomiz, a 710 m. de altitud. Este es uno de los castillos más grandes de la provincia. Su origen podría estar en una fortificación romana, pero los restos que han llegado hasta nosotros corresponden a diferentes momentos de ocupación islámica, cuando formaba un triángulo defensivo con los castillos de Comares y Zalia, cerca de Alcaucín.Castillo de Bentomiz 1Entre los restos de sus murallas podemos encontrar dos grandes aljibes cubiertos por bóveda de crucería.Castillo de Bentomiz 2Una parada para contemplar el paisaje….. Vértice de Bentomizla preceptiva foto de cumbre cuando hay vértice geodésico….Autofoto en Bentomizy seguimos nuestro camino aprovechando un sendero que discurre entre campos de viñas, olivos y almendros en dirección a Sayalonga.Bajando de BentomizEl sendero desemboca en un carril. Hasta Sayalonga iremos preguntando en algunos cortijos y siguiendo diferentes carriles entre campos de nísperos y aguacates, ya que el antiguo sendero esta completamente perdido.Camino de SayalongaTerminamos por llegar al río de Sayalonga, el cual cruzaremos por un vado hormigonado. Estamos en el punto más bajo de la ruta.Vado del río SayalongaAlcanzamos el pueblo de Sayalonga en el que pararemos para tomarnos un merecido refrigerio.Descanso en SayalongaAntes de continuar nuestra ruta hasta Corumbela optamos por visitar el precioso cementerio redondo de Sayalonga.Cementerio de SayalongaEnseguida localizamos el camino a seguir y nos ponemos en marcha. Al fondo ya podemos ver nuestro objetivo, el pueblo de Corumbela.Al fondo se ve CorumbelaEsta ruta no tiene pérdida y nos lleva hasta el paraje conocido como “de las tres fuentes”, un buen lugar para descansar antes de afrontar los últimos repechos hasta Corumbela.Las tres fuentesBibliografía: “Axarquía, patrimonio histórico-artístico”. Federico Castellón Serrano y Rafael Martínez Madrid.

¿Halloween o el Santo Mortero?

Si tengo que ser sincero debo decir que nunca he sido amigo de la celebración de Halloween. Me amparo en el estereotipo del invento anglosajón y confirmo que nunca me ha hecho gracia esta fiesta. Hasta ahora. La tradición salareña es celebrar el Santo Mortero el día 1 de Noviembre y no la noche del 31 de Octubre, noche de Halloween. Hablando con los mayores nos cuentan como salían los niños a pedir por las casas y se les daba lo que era de temporada: castañas, nueces, granadas…. Se invitaba a chocolate y si se terciaba se hacía una “tostoná” con las castañas. El origen del Santo Mortero se pierde en el tiempo y ninguno de los mayores sabe darnos cuenta de donde viene realmente este nombre.

Ya el año pasado lo pasamos muy bien esa noche, así que decidimos participar en la de este año. Yo me pertreché de útiles de maquillaje teatral comprados en “Carrasquilla” y Carmen agudizó su ingenio para hacer manualidades con los niños.Bolsas con las chuchesLo primero que hicimos fue preparar las bolsas con las “chuches”, caracterizadas de fantasmas. Un buen invento de Carmen. Lo siguiente fue caracterizar a nuestra brujita canina Tula.La brujita TulaEn la tarde Carmen juntó un buen grupo de niños para hacer manualidades. Aprovechando botellas de plástico vacías, crearon un bonito portalápices con forma de momia con una araña muy simpática. A todos les encantó.PortalápicesComo habíamos quedado empezar el pasacalles a eso de las 7 de la tarde me empecé a caracterizar de “zombi”. Con información recogida en internet preparé días antes unas cicatrices y heridas hechas con latex. Un poco de sangre artificial aumenta el realismo del maquillaje. Este es el terrible resultado…..El zombi ChemariAntes de terminar de preparar mi maquillaje ya estaban los niños esperando en la puerta para el ya famoso “truco o trato”. Un buen susto y todos pasaron a recoger sus bolsas con golosinas.los niños en la casaDespués comenzó nuestro lúgubre paseo por todo el pueblo para pedir golosinas al grito de “truco o trato” o el más simpático de “Santo Mortero, el culo de tu abuelo”. La cara de alguno de nuestros vecinos al verme de esta guisa era de lo más divertida.Pidiendo por las casasEntre casa y casa nos divertíamos asustando a los niños o desfilando acompañado de la “novia cadáver”.la novia cadáverTras recorrer todo el pueblo y recoger un buena cantidad de “chuches”, tocó el momento del reparto. Nos fuimos a la puerta de la iglesia y hicimos un montón con todo lo recogido para repartirlo de forma equitativa.montañas de chuchesTodos los niños esperaban con alegría el momento del recibir su parte, incluida una buena cantidad de castañas, nueces y granadas del terreno.Esperando el repartoEl sábado por la mañana decidimos hacer uso del transporte público para nuestra habitual excursión. Tomamos el autobús para comenzar la ruta en Canillas de Aceituno. Ya hemos descrito esta ruta en otra entrada del blo por lo que no voy a extenderme mucho en la descripción.Casa de los Diezmos

Tras un buen desayuno de chocolate y churros comenzamos a caminar siguiendo la ruta que nos lleva a la cumbre de la Maroma. El camino se encuentra al lado del ayuntamiento, junto al monumento al cantaor Antonio de Canillas y de una fuente.Canillas de AceitunoSeguimos la ruta hasta alcanzar la fuente de La Rábita, paramos a beber algo de agua y seguimos hasta alcanzar el desvio que nos lleva al río Almanchares. Es esta zona ya tenemos una vista inigualable de la Maroma.Desvío al AlmancharesEl camino no tiene pérdida y transcurre bajo los inmensos tajos de la cara sur de la Maroma. Me pregunto si es posible subir por esta cara sin usar técnicas de escalada.Llegando al AlmancharesDesde el río Almanchares comienza una subida hasta alcanzar el collado de la Monticana.En la MonticanaDesde este punto el camino es siempre descendente hasta alcanzar el pueblo de Sedella. Para volver a Salares optamos por volver por la carretera. Despues de un buen paseo llega el momento de un merecido descanso. Nada como tumbarse al sol del otoño.Descanso en la casaEl domingo por la mañana, como somos gente inquieta, decidimos subir a la sierra para explorar una zona cercana al Malascamas. Un encuentro con un rebaño de ovejas, más pendientes de Tula que de “carear” la hierba, y una parada para disfrutar del paisaje.Ovejas pendientes de Tula

Dejando el coche cerca del collado de los Carneros, seguimos caminando por el carril hasta alcanzar la base del Malascamas. Las vistas desde este punto son espectaculares.En la base del MalascamasBuscando rutas nuevas hemos seguido un sendero que nos hace disfrutar constantemente con las vistas. Dentro de poco podremos describir una ruta de gran belleza y muy poco transitada.Mirando hacia la MaromaDe esta ruta volvemos al pueblo a tiempo de comer una exquisita cazuela con costillas de cerdo, patatas y calabaza del terreno. Siempre nos da tiempo a todo, a disfrutar de la sierra y a disfrutar del pueblo. Por eso decidimos dormir el domingo en el pueblo y volver a Málaga el lunes a primera hora, para disfrutar de todo hasta el último momento. Y ya estamos pensando en el próximo viernes….