Casa Vara, una casa solidaria

En una de las primeras entradas, al describir el camino que va desde Salares hasta Arenas y Vélez-Málaga, ya hemos hablado de la Casa Vara.

La antigua Casa Vara es un nombre que siempre sale a relucir cada vez que hablamos con un arriero o con alguien mayor del pueblo al que preguntemos por los caminos que recorrían por estas tierras.

Vista de la Casa VaraAprovechando que hemos tenido un fin de semana lluvioso decidí acercarme en coche hasta la Casa Vara para tratar de averiguar más cosas de esta cortijada y tomar alguna fotografía.

Saliendo de Salares tomamos la carretera en dirección a Archez, al llegar la Puerto de los Carboneros tomaremos el carril que sale a la derecha. Este nos llevará hasta la Casa Vara.

01 Casa VaraLa Casa Vara no es una vivienda única, se trata un conjunto heterogéneo de viviendas con diversos propietários. Si uno se acerca por allí lo más probable es que se encuentre con su habitante más habitual, el amigo “Paco Cristiano”.

Paseros en la Casa Vara

Al encontrarse en el camino que une estos pueblos con Vélez-Málaga, el tránsito por esta cortijada siempre fue considerable. Todas las personas que conocemos que han habitado allí, o han pasado por ella, nos hablan de un lugar en el que siempre se podía encontrar un plato de comida.

Las referencias de la posguerra son especialmente significativas. En una época tan dura, la Casa Vara fue un refugio para cualquiera que pasara por allí. Los arrieros, en su camino hasta la costa o de vuelta al interior, podían descansar con sus bestias.

03 Casa Vara

Visitando la cortijada podemos ver los restos de sus bodegas y lagares. Las modificaciones más modernas han alterado la distribución y forma original de la Casa Vara.

04 Casa Vara

El carril que cruza la cortijada no era el camino habitual de los arrieros. Este cruzaba la Casa Vara por detrás, por la zona en la que están tomadas las anteriores fotografías.

Carril actual de la Casa VaraEntre la Casa Vara

Este es el carril actual, el sendero de arrieros pasaba por detrás de la casa.Camino actual de la Casa Vara

Antiguamente, cuando se celebraba San Antón en Salares, una fiesta importantísima para los arrieros de la comarca, los músicos subían desde Vélez y paraban aquí para descansar. Es fácil imaginar la fiesta que se montaba allí.08 Casa Vara

La Guardia Civil, en sus rondas por la sierra de varios días, siempre se detenía en esta cortijada.

De su uso tradicional apenas quedan unos paseros y una bodega. Otra se encuentra prácticamente abandonada. Desgraciadamente del lagar ha desaparecido su viga de pisa, de él solo quedan los restos del husillo, incorporado como base de sustento de los toneles. La piedra aparece a la entrada de la bodega.Bodega en Casa Vara

He pasado una muy buena mañana con el amigo “Paco Cristiano” conociendo más detalles de este lugar y saboreando su exquisito vino. Su vida en este lugar son una fuente inagotable de historias y anécdotas. Indispensable para conocer los caminos.Bodega de Paco Cristiano

Cualquiera que se pase por allí encontrará una persona dispuesta a recibirle con los brazos abiertos, cuidando de su casa y de sus animales.Paco Cristiano

Él es el último habitante de la Casa Vara. Cuando se jubile tal vez se pierda una cortijada emblemática en el camino de los arrieros. Sigue siendo el ejemplo vivo de lo que siempre ha sido la Casa Vara, un lugar de paso pero un lugar de encuentro, una casa solidaria.

Anuncios